Fair News

Dígale SI al buen aceite de palma

Si ha escuchado hablar del aceite de palma, probablemente ha escuchado decir que no es bueno para el medio ambiente. La verdad es que eso no es necesariamente el caso. Año tras año aumenta de manera significativa nuestra necesidad de comida y productos alimenticios. Siempre existe la necesidad de una mayor producción. Desafortunadamente, el impacto de una agricultura insostenible puede ser devastadora para el planeta: los bosques son talados para darle campo a tierra para uso agrícola – los hábitats son destruidos, los animales y las especies de insectos que dependen de la tierra desaparecen y las comunidades sufren por la contaminación de sus suelos y aguas causada por químicos y pesticidas.
Las compañías hablan del valor de los agricultores locales y de la agricultura sostenible, los consumidores están cada vez más educados y quieren saber de primera mano de donde provienen sus alimentos. Por lo tanto el aceite de palma se ha convertido en uno de los ingredientes en el centro de las preocupaciones de los consumidores, las ONGs y otros grupos de interés de la cadena de suministro alimentaria.
Los cultivos que producen aceite de palma son de muy alto rendimiento por lo tanto este es el aceite vegetal menos costoso en el mundo. Ese hecho combinado con su tolerancia a altas temperaturas en el proceso de cocción y su versatilidad como ingrediente en muchos productos que van desde los alimentos hasta los cosméticos, significa que la demanda mundial solo continuará creciendo. El Grupo DAABON entiende perfectamente la importancia que tiene el aceite de palma en la producción de alimentos, pero también somos de la opinión que el aceite de palma no tiene que ser tan negativo.
Nuestra posición es que si el aceite de palma es producido de manera sostenible, la producción de aceite de palma puede beneficiar a las comunidades locales y puede ayudar a proteger a las especies y a los bosques de gran valor. Si se adoptan prácticas sostenibles, los agricultores pueden aumentar sus ingresos produciendo más aceite de palma en menos tierra. Nosotros no solamente defendemos ese principio, de hecho estamos totalmente comprometidos en convertirnos en los impulsadores claves de una industria de palma sostenible. Hemos acordado que la mejor manera en que las compañías pueden promover la confianza es adoptando un enfoque totalmente transparente y reportando el progreso a lo largo del viaje. Es sumamente importante que los industriales a nivel mundial puedan rastrear el aceite que han utilizado hasta las plantaciones y que estas cumplan con estrictas normas existentes.
En la actualidad 13 países cuentan con productores certificados RSPO. Manuel Dávila, Presidente del Grupo DAABON ha manifestado lo siguiente: “Somos partidarios de que la industria debe mantener su impulso y por ende, debemos continuar el dialogo sobre un buen aceite de palma para así garantizar que este sea el camino a seguir”. Nos comprometemos a adoptar las mejores prácticas y a alentar a todas las compañías que trabajen en este campo. Ese es el camino correcto para la población de hoy en día, para la sostenibilidad social del mañana y para la prosperidad. Esa es nuestra responsabilidad como productores de aceite de palma. Emprendamos la marcha y apoyemos la campaña #goodpalmoil!”

.