Fair News

20 AÑOS DE AGRICULTURA ORGÁNICA CERTIFICADA - COMPLACEMOS A NUESTROS CLIENTES, PROTEGIENDO EL PATRIMONIO NATURAL DE NUESTRA GENTE

18/10/2015

Por Don Alberto Dávila DíazGranados - Presidente Grupo Daabon

Comprobar que es posible complacer los gustos de nuestros clientes con productos obtenidos por medio de procesos que contribuyen a la conservación del medio ambiente y la protección de las culturas locales, no es el resultado de una tarea fácil; pero sí, lo suficientemente satisfactoria como para mantenernos en el nicho de la producción orgánica y convertir cada producto exportado por el Grupo DAABON, en una muestra de que producir con la tierra y no contra ella, es una opción eficientemente productiva.

Cumpliendo dos décadas de producción orgánica, vale la pena hacer acopio de la genialidad que nuestro ganador del Premio Nobel colombiano, Gabriel García Márquez, escribió algún día, “la vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla…” hoy estamos recordando que en varios momentos de la historia de los mercados orgánicos del mundo fuimos pioneros; llevando, no sólo las bondades de nuestras marcas; sino el nombre de Colombia como país cuyos productores agrícolas y agroindustriales luchan por crecer y merecer la confianza de los compradores más exigentes.

En 1993 iniciamos la producción de aceite de palma certificado. La primera exportación fue en baldes de 20kg, con destino a Francia. No había aceite de palma orgánico en el mundo antes de esta experiencia. Dos años después, volvimos a asumir el reto de poner en los mercados un producto completamente nuevo: banano orgánico. Su destino fue el puerto de Le-Havre en Francia y se comercializó con la marca “Dávila Biobananas”.

Nuestro programa de certificación orgánica para café en la Sierra Nevada de Santa Marta, empezó entre 1993 y 1994 e involucró indígenas Koguis, Arhuacos y campesinos. Ecocert fue la empresa certificadora la cual permitió que Colombia, a través de DAABON, exportara su “producto estrella” con el sello certificado.

Ser pioneros encierra grandes satisfacciones, pero también implica abrir caminos; en esa faena es posible encontrarnos con que no todo está a la mano, que hay herramientas por conocer y por poner a prueba. En los años 90, por ejemplo, los insumos agrícolas permitidos por la producción orgánica eran escasos, los estándares de certificación no eran conocidos en Colombia; el puerto marítimo de Santa Marta, que es nuestro principal lugar de embarque, no tenía la infraestructura necesaria para garantizar la separación de la carga como lo exigen las normas. Aparte de eso, las autoridades de control sanitario no conocían el manejo de este tipo de productos, por lo que las primeras exportaciones fueron complejas y costosas.

Con el pasar de los años, las cosas fueron cambiando; la experiencia nos hizo crecer tanto a nosotros como empresa productora, como al entramado institucional que se involucra en las exportaciones. Hoy en día, DAABON se presenta como uno de los productores orgánicos más destacados de América Latina y Colombia; un país con plena capacidad de llevar a los mercados internacionales una de sus más importantes cosechas: productos orgánicos certificados.

.